Balance positivo en el verano hospitalario

Compartiendo algo más que tiempo en la experiencia hospitalaria solidaria

En el periodo estival muchos jóvenes buscan desarrollar un proyecto de colaboración solidaria en beneficio de los demás, atendiendo a diferentes colectivos.

Esa búsqueda ha llevado a 15 jóvenes a participar y apoyar las actividades que se realizan en nuestros centros. Acogemos durante una o dos semanas a grupos provenientes de colegios o movimientos de identidad católica, en esta ocasión, de Itaka-Escolapios de Granada, Colegio La Salle de Bilbao y a la Compañía de María España.

Han vivenciado el espíritu de la hospitalidad desde el encuentro con ellos mismos a través de la experiencia con las personas que atendemos. Combinan el crecimiento espiritual propio con el compromiso y acción social.

Durante el mes de Julio, han compartido momentos tanto de trabajo como lúdicos, colaborando en los distintos talleres de los centros de día y ocupacionales, apoyando en desplazamientos, asistiendo a las actividades acuáticas y salidas. Algunos de ellos han compartido junto con residentes una visita cultural a la Basílica de San Juan de Dios, donde tras un rato de oración, se profundizó en el carisma hospitalario.

Con su testimonio de entrega solidaria y su respaldo humano, han podido descubrir la asistencia integral a través del servicio al otro. Incluso derribando barreras hacia el mundo de la discapacidad. “Me ha impactado mucho conocer a estas personas, ver lo felices que son con tan solo una sonrisa, lo cariñosos que son… y comprobar las capacidades que tienen a pesar de sus limitaciones. Muchos de ellos con apoyo hacen grandes cosas. Me llevo muchos momentos, pero principalmente esas miradas que lo dicen todo” Asier, voluntario de La Salle de Bilbao.

Estas experiencias son una oportunidad para abrir la mirada al mundo y poder conocerlo de cerca. Es un salir de uno mismo y ponerse en camino hacia otros, tomando conciencia que todos nos necesitamos.

Agradecemos a todos que han querido dedicar tiempo de sus vacaciones de verano a participar en la experiencia hospitalaria, por compartir alegría, generosidad, disponibilidad y entrega. Gracias por vuestra solidaridad.

Ayúdanos y comparte esta página