Caminar es divertido

Colegio. En el tiempo que hemos vivido y estamos viviendo de pandemia nos hemos visto obligados al uso de las mascarillas, guardar la distancia social y lavarnos las manos asiduamente; con ello, no nos ha quedado más remedio que modificar algunos hábitos de vida que formaban parte de nuestro día a día. Dejar de realizar algunas actividades no ha supuesto obstáculo para buscar otras alternativas y encontrar soluciones para seguir ofreciendo a nuestros alumnos actividades que les siguen cargando de experiencias y vivencias personales que les proporcionan aprendizaje y disfrute.

Como alternativa hemos decidido apostar por una actividad que hemos considerado a la vez de divertida, novedosa y atractiva, saludable y emocionante.

La práctica de senderismo es una actividad deportiva y recreativa, pero a la vez es un hábito saludable que ayuda a romper con la rutina habitual y ofrece diversidad de aprendizajes en diferentes entornos que los alumnos van descubriendo y conociendo.

La ruta de senderismo que hemos realizado un grupo de Habilidades Académicas, hace una semana, nos ha permitido caminar por una vereda, acercarnos al mundo natural, al patrimonio histórico y cultural de la Sierra de Huétor (Alfaguara).

La visita al Jardín Botánico de la Alfaguara (Arboretum) y posterior caminata hasta Pino Grande, la hemos hecho siguiendo un itinerario marcado. Durante el recorrido hemos podido comprobar lo que supone respirar aire puro, conocer diferentes especies de plantas, árboles y animales. Hemos podido descubrir y experimentar los efectos del paso del tiempo y el significado de cambio de una estación del año a otra, descubriendo colores, texturas, temperatura, etc. También hemos escuchado el canto de diferentes pájaros y otros sonidos de la naturaleza que sólo pueden percibirse si nos acercamos a ella.

Son muchos los beneficios que nos reporta el senderismo entre los que se encuentran a nivel físico el fortalecimiento de músculos, aumento de la resistencia, mejor funcionamiento del corazón, los pulmones y la circulación, pero además es propicio para fomentar valores como la cooperación, el respeto, la amistad, el cariño. El reparto de tareas y el esfuerzo compartido crea sentido de grupo unido y se reconoce que el trabajo de cada uno beneficia a uno mismo y a los demás.

Ya estamos preparando el próximo recorrido con un cuadernillo de trabajo que nos centra y nos anticipa la actividad, lugar que visitaremos, historia, itinerario de la ruta, cómo llegar hasta punto de inicio del sendero y así también animar a las familias a hacer con sus hijos actividades conjuntas para compartir tiempo y espacio de una forma diferente y divertida.

El otoño va pasando para ir dejando paso al invierno, pero las bajas temperaturas de Granada y las Sierras que la rodean no serán impedimento para que sigamos descubriendo senderos. Nos equiparemos con ropa y calzado adecuado, cargaremos una mochila con comida saludable y energética y con toneladas de actitud positiva para superar cualquier dificultad. Seguiremos con esta experiencia que nos reportará mucho beneficio físico y mental.

Ayúdanos y comparte esta página