La aventura de caminar

La semana pasada dos grupos de Habilidades Académicas se calzaron las botas, se vistieron con ropa deportiva y cómoda, se colgaron sus mochilas con el bocadillo, la botella de agua y algunas otras chucherías de avituallamiento e inauguraron la temporada de senderismo propuesta para realizar con suerte, de forma frecuente, siempre que el tiempo meteorológico y las condiciones físicas de todos acompañen.

La ruta de sendero elegida fue La Acequia de la Pavilla en Nigüelas, un pueblo de Granada, situado cerca del Valle de Lecrín. Esta ruta es conocida también como la ruta de los enamorados. Si te animas a realizarlo en familia, facilitamos el cuadernillo del itinerario y guía sita en nuestro Banco de Recursos AQUÍ

Un camino sencillo, corto y atractivo para los que desean descubrir y entrar en contacto con la naturaleza, fue la mejor opción para combinar ocio, deporte y aprendizaje de una forma dinámica, divertida y sana.

Esta oportunidad de enseñar en plena naturaleza hace que la actividad responda a un trabajo planificado y organizado para dar respuesta a los alumnos de forma grupal e individual porque se respetan y se tienen en cuenta las posibilidades y necesidades de cada uno de ellos para elegir, programar y realizar la ruta.

Hay varias razones por la que se elige esta actividad:

  • Acercar a la naturaleza supone descubrir el mundo natural de verdad. La naturaleza proporciona diversas sensaciones de olor, de color, de sonidos, silencios, tacto, que enriquecen nuestra experiencia y nos invitan a vivenciar grandes momentos que recordaremos siempre.
  • La marcha a pie es el sistema de locomoción más natural.
  • Desarrolla la motricidad y evita el sedentarismo.
  • Adaptar a los ritmos, necesidades y posibilidades de cada uno.
  • Se puede hacer en grupo y a la vez ser una actividad colaborativa.
  • Tiene carácter terapéutico a nivel físico, mental y emocional.
  • Fomenta las relaciones y la cooperación.

Siempre que es posible se elabora un cuaderno de campo para iniciar, conocer y reforzar los aprendizajes y las experiencias que surgirán en la ruta que se recorre, porque el senderismo creemos que tiene carácter interdisciplinar.

“La ruta ha resultado ser una gran experiencia para todos. Recorrerla ha dado la posibilidad de descubrir rincones llenos de color y olor. Han hecho paradas para disfrutar de las increíbles vistas, como si estuvieran sentados en una enorme terraza. Han podido caminar y descubrir lo que se siente cuando se camina por tierra o por rejillas de metal, a través de la cual transcurre el río que se ve y oye. Sintiendo en alguna ocasión cierta inseguridad, pensando que, de un momento a otro, van a caer en la acequia y se van a terminar mojando“ Comentaba Blanca Hernández, maestra del grupo del Colegio Purísima Concepción, que continuaba “han paseado entre paredes verticales de piedra que parecían cerrarse sobre nosotros y atraparnos. Hemos sentido el viento en nuestro rostro y el frío de vuelta cuando las nubes aparecían y tapaban al sol. Hemos aprendido vocabulario nuevo (acequia, aljibe) y hemos sido testigos de construcciones antiguas que hoy día son importantes para que nuestra vida sea mejor.” Pronto se realizarán nuevas rutas.

Ayúdanos y comparte esta página