Programa prelaboral de guía turístico para personas con discapacidad intelectual

Fundación Purísima Concepción y Fundación Francisco Ayala firman un acuerdo de colaboración que capacite al colectivo a guiar y atender visitas en el Palacete de Alcázar Genil

Ambas entidades concretan en el acuerdo organizar y llevar a cabo conjuntamente un programa de formación dirigido a las personas con discapacidad intelectual, proporcionándoles las técnicas y conocimientos más especializados respecto a la profesión de Guía Turístico.

Doce personas recibirán formación teórico-práctica personalizada, centrada en contemplar y adecuar la formación individualmente, fomentando la preparación en el puesto de trabajo, teniendo en cuenta sus capacidades y competencias laborales, con el fin de que se conviertan en profesionales con marcada idoneidad para que, en el contexto en el que se desenvuelven, afronten con éxito los cambios constantes que se presenten y para poder así alcanzar y mantener un empleo digno.

Antonio Linares, gerente de Fundación Purísima Concepción Asprogrades, afirma: “El objetivo es conseguir que las personas con discapacidad puedan iniciarse en una profesión a través de la realización de acciones formativas duales en puestos de trabajo que les haga adquirir las aptitudes y competencias necesarias para conseguir una mejor empleabilidad, buscando que sea estable y duradera en el tiempo”

Las personas participantes realizarán la parte de prácticas en situación real de trabajo; en este período desempeñarán un conjunto de actividades haciendo especial hincapié en el proceso de aprendizaje y entrenamiento laboral, de esta forma conseguirán ganar experiencia y seguridad.

Los guías turísticos muestran a grupos de visitantes lugares de interés, como estadios deportivos, edificios históricos, pueblos y ciudades; ellos se van a encargar, una vez finalice su formación, de atender y guiar algunas visitas al Palacete de Alcázar Genil, sede de la Fundación Francisco Ayala.  “Es muy interesante que estas personas aprendan la historia de la ciudad y del entorno de Alcázar Genil, y también que conozcan la figura de Francisco Ayala, para transmitir todo ello a los visitantes. Es un proyecto muy valioso para este colectivo, para las instituciones que vamos a participar y para el conjunto de la sociedad granadina”, ha comentado Manuel Gómez Ros, director de la Fundación Francisco Ayala.

El empleo es clave para que las personas con discapacidad intelectual puedan retomar su proyecto de vida, y con acciones de este tipo se da respuesta a la necesidad de formación específica con la que se refuerza la autonomía, confianza y seguridad para su inclusión sociolaboral.

Ayúdanos y comparte esta página