Reencuentros

Primeras visitas de familiares y salidas

A las personas con discapacidad intelectual les es difícil mantener el distanciamiento social necesario ya que tienen dificultades para entender los riesgos y los motivos de unas pautas que alteran su rutina diaria. Aun así han sido un ejemplo de adaptación.

En nuestros centros residenciales tras un año de pandemia con restricciones estrictas de interacción social tanto interna como externa y con la vacunación completada han dado comienzo las visitas de familiares y amigos, las salidas a espacios abiertos y a su domicilio familiar con pernocta, cumpliendo con las instrucciones que ha establecido la Consejería de Salud y Familias de la Junta de Andalucía.

Mantener el contacto regular con el núcleo familiar es un factor que contribuye enormemente al bienestar emocional. Y aunque las videollamadas continuadas han servido para estar cerca, nada es comparable a abrazar a los familiares, salir de paseo y disfrutar de la puesta de sol o compartir un simple refresco en una terraza.

El poder ir a casa está siendo muy necesario, es su hogar, y forma parte de la terapia que se está llevando a cabo. Recibir el cariño y el amor que tanto han echado de menos; la seguridad y el descanso con los suyos les aporta un crecimiento de emociones positivas y de optimismo. Las familias lo han recibido como el mayor de los regalos.

Agradecemos a todas las familias su comprensión y paciencia siempre, pero en especial este último año. #EsteVirusLoParamosUnidos

Ayúdanos y comparte esta página