Semillas de futuro

El taller de lavandería de Centro Ocupacional contribuye a potenciar las habilidades y capacidades de usuarios que desarrollan tareas propias de la actividad laboral

Hace 16 años, la que había sido la lavandería de la Fundación Purísima Concepción, se transformó en un taller prelaboral. Un espacio donde usuarios se forman, realizando actividades específicas de la actividad, para que en un futuro puedan optar a un empleo digno y de calidad.

Es el principal objetivo, impulsar la inserción de las personas con discapacidad en el mundo profesional, mientras continúan mejorando y perfeccionando sus habilidades. Se les proporciona las destrezas necesarias que les permita un rendimiento competitivo en el mercado de trabajo. Son capaces de realizar todas las actividades propias de una lavandería profesional: selección, lavado, secado, planchado, doblado y distribución.

Además este taller también permite a sus participantes familiarizarse con aspectos relevantes en el desempeño de una actividad laboral como la puntualidad, el trabajo en equipo o la prevención de riesgos laborales. Desarrollan cierta autonomía y coordinación, donde también se les enseña a tener constancia y ritmo para más productividad durante la jornada. Aquí se forman para poder trabajar en lugares como hoteles, residencias, apartamentos turísticos, en servicio de recogida, lavado y entrega.

En la actualidad el taller de lavandería abastece a diario de ropa limpia a los distintos dispositivos del centro. Se ha convertido en un taller referente en el Centro Ocupacional Maria Josefa Recio e imprescindible en la Fundación. ¿Quieres darles una oportunidad?

Ayúdanos y comparte esta página