Taller de relajación y conciencia corporal

El procesamiento sensorial como base del aprendizaje

Desde el departamento de Fisioterapia del Centro de Día se ha valorado la necesidad de crear un taller sensorial dónde la conciencia corporal, la propiocepción, los estímulos visuales y auditivos y las experiencias táctiles sean clave en dar respuesta al bienestar y la calidad de vida de las personas que atendemos.

Para que todos los profesionales sean partícipes de estas sesiones y se trabaje de un modo más activo, los compañeros han recibido una formación para que puedan realizar una dinámica en la que, mediante pases lentos, presiones de diferentes intensidades, deslizamientos y movilizaciones sencillas se consiga inducir en las personas que atendemos un estado de calma en su sistema nervioso. Especialmente en aquellos con trastornos hipercinéticos o aquellos que se encuentren en un estado de alerta por encima del nivel óptimo.

Asimismo, se ha creado material audiovisual para que todas las familias consigan crear este ambiente en casa, incorporándolo en la rutina diaria de sus familiares y que de esta forma tengan más herramientas para trabajar interactuando con ellos.

Mediante estas sesiones pueden verse beneficiadas tanto personas con grandes necesidades de apoyo como aquellas más autónomas. Además, se fomenta la concentración, la autorregulación emocional y aplicadas antes de dormir promovemos la conciliación del sueño.

Hay estudios en los que se refleja que la aplicación de esta tipología de intervenciones contribuye al cambio significativo positivo en las reacciones psicofisiológicas, una notable disminución de conductas disruptivas y movimientos estereotipados.

Con esto se pretende ayudar a regular de forma progresiva el procesamiento de la información sensorial. Nuevas sensaciones para responder de forma más adecuada al entorno y a las actividades cotidianas.

 

Ayúdanos y comparte esta página