Hidroterapia

Fundación Purísima Concepción

“El agua es la fuerza motriz de toda la naturaleza”. Leonardo Da Vinci.

Nuestro centro ofrece las instalaciones y sus terapias en el agua a todos y cada uno de nuestros alumnos y usuarios de forma gratuita, disfrutando de ellas más de 400 usuarios y alumnos semanalmente.

Nos exigimos unos altos estándares de Higiene, Seguridad y Confort, siguiendo un riguroso programa de mantenimiento, planificación, coordinación y programación de actividades y un gran despliegue de profesionales necesarios para desarrollar la actividad que, con la experiencia acumulada, intentamos mejorar día a día.

Es importante resaltar que además de los profesionales que realizan las actividades terapéuticas, durante toda la jornada un profesional se dedica exclusivamente a la vigilancia de la instalación y de la seguridad de alumnos y usuarios.

Al construir nuestras instalaciones hemos querido reunir toda esa experiencia acumulada, incluyendo diferentes elementos que nos ayuden a proporcionarles a nuestros alumnos y usuarios un entorno seguro, agradable y profesional donde realizar una de las actividades terapéuticas más completas que se conocen: la Hidroterapia.

Spa

Jacuzzi

Las instalaciones constan de cuatro jacuzzis, uno exterior y tres interiores. Los jacuzzis interiores están climatizados con diferentes temperaturas en función de la terapia a realizar y el efecto que queremos producir. Todos los jacuzzis están equipados con cromoterapia y jets de hidromasaje y uno de ellos con un sistema de natación contracorriente.

El agua que empleamos no está tratada con cloro, por ser éste un elemento alergénico que habitualmente irrita nuestras mucosas, sino con bromo que ha demostrado ser igual de eficaz en su efecto desinfectante y no es tan irritante ni alergénico.

Baño Turco o Hammam

Un Hammam, también conocido como baño árabe o baño turco, es una modalidad de baño de vapor para limpiar el cuerpo y relajarse.

El calor acelera las funciones metabólicas, aumentando la respiración, la frecuencia cardíaca y estimulando por tanto el sistema nervioso y hormonal. El vapor produce una equilibrada dilatación de los poros, que elimina toxinas e impurezas. Al humidificarse las vías aéreas se produce un efecto expectorante, útil en situaciones de resfriado, tos, sinusitis y otras afecciones del sistema respiratorio.

Gruta salina y Sala de Relajación (Haloterapia)

Un espacio de relajación rodeado de bloques de sal del Himalaya y tres sillones relax con masaje y cromoterapia.

La haloterapia o terapia salina, permite reproducir la misma atmósfera de una gruta de sal donde poder respirar en el ambiente saturado por los aerosoles de sal para aprovechar sus efectos beneficiosos. El responsable de tales efectos es el cloruro de sodio micronizado, se respiran pequeñísimas partículas de sal y yodo, equiparables al aire que se respira a la orilla del mar.

Flotarium

El flotarium es una mini-piscina de aislamiento sensorial que incorpora una cúpula con fibra óptica regulable para su iluminación, que la encierra formando una cámara. En su interior contiene una solución de agua y sulfato de magnesio (sal Epson) en una proporción habitual aproximada del 30%. El objeto de esta mezcla es crear una densidad tal que al introducirse en ella nuestro cuerpo flota sin ningún esfuerzo. En estas condiciones, la ausencia de los estímulos externos, se eliminan las señales enviadas del sistema nervioso al cerebro, generando de inmediato un estado de profunda relajación física, mental.

Piscina exterior

La piscina exterior de amplias dimensiones y con acceso adaptado, con su correspondiente silla hidráulica, facilita el acceso a todo tipo de usuarios, está dotada de una cubierta retráctil que amplía la época de utilización por el mantenimiento de la temperatura exterior y la del agua.

Beneficios de la hidroterapia

  1. La inmersión en agua provoca una disminución del peso corporal del usuario, lo que conlleva la realización de movimientos de manera más fácil, y elimina la presencia de elementos que impiden el libre movimiento, tales como ropa, zapatos, etc.
  2. La flotación y la ingravidez que tienen lugar en el agua, combinadas con la resistencia, originada por el movimiento en la misma, ayudan a mejorar el tono muscular.
  3. El medio acuático proporciona mayor equilibrio, estabilidad y coordinación facilitando posturas como la bipedestación (puesta en pie), posiciones que frente a la gravedad no podrían ser posibles, por la existencia de determinadas secuelas (hipotonía, espasticidad, etc.) proporcionando con ello beneficios como el aumento de cargas en los miembros inferiores, alineación de la columna, disminución del dolor, etc.
  4. El trabajo en agua permite una mayor facilidad a la hora de llevar a cabo las sesiones de rehabilitación, dado que el profesional no tiene que movilizar tanto peso como en el entorno terrestre. Esto nos permite un trabajo más intenso, con un mayor número de repeticiones y un tratamiento sin riesgos de golpes, caídas, ni sobrecarga de articulaciones.
  5. La propiedad térmica del agua (temperatura alrededor de los 34-36º) provoca una disminución de la espasticidad (hipertonía patológica presente en muchos trastornos neurológicos) con su consecuente mejora de la movilidad, flexibilidad y amplitud articular.
  6. El continuo cambio dinámico presente en un entorno acuático aumenta el conocimiento del cuerpo (propiocepción), lo que puede mejorar el control motor por ejemplo al caminar.
  7. La presión hidrostática nos informa de todos los elementos musculo-esqueléticos que forman nuestro cuerpo.
  8. Los movimientos presentes en un medio acuático son más lentos y predecibles, lo que provoca un aumento del tiempo de respuesta, proporcionando una mayor retroalimentación sensorio-motriz, garantizando el éxito del alumno en las actividades propuestas.
  9. Las inmersiones ayudan a mejorar el control de la respiración, así como a la ampliación de la capacidad pulmonar que incidirán directamente en nuestra salud y en el lenguaje.
  10. La hidroterapia hace que el alumno se implique en actividades de la vida diaria como son el vestido, el baño, la ducha, la higiene personal etc.
  11. Por lo tanto, podemos concluir que la hidroterapia, dadas sus propiedades y sus múltiples beneficios, es un complemento terapéutico importante en toda rehabilitación de personas con algún trastorno neurológico.

Nuestra experiencia

Ya hace más de 30 años que los profesionales de la Fundación vienen trabajando con alumnos y usuarios en las diferentes piscinas públicas que se han ido abriendo en Granada, avalados por decenas de estudios científicos que demuestran las propiedades terapéuticas del agua.

La larga experiencia acumulada de nuestros profesionales, así como su formación en este ámbito, ha ido sumando un aprendizaje en cuanto a las terapias. Con esta experiencia hemos querido mejorar los déficits que hemos encontrado en estas instalaciones externas teniendo en cuenta las características de nuestros alumnos tales como, temperaturas del agua o del ambiente y otras como las adaptaciones de las instalaciones, espacios, materiales etc.

La Fundación Purísima Concepción, en su afán por mejorar la vida de nuestros usuarios y trabajando fieles a sus valores como son la Salud Integral que abarca todas las dimensiones de la persona, así como la Calidad Profesional, que reivindica la importancia de ser efectivos en nuestro servicio mediante el rigor profesional, la adaptación de dispositivos y permanente formación de sus profesionales, decidió en 2014 construir una instalación a la altura de las necesidades de nuestros usuarios, con todos los elementos necesarios para llevar a cabo un trabajo profesional en el agua.

Agua, el primer elemento

El agua es el principio de todas las cosas. El elemento primero. Todo es agua. Esa era la base de las teorías de Tales de Mileto, considerado como el primer filósofo de la Historia, puesto que introdujo la investigación racional sobre el origen del universo.

Las propiedades y características del agua hacen de este elemento un medio excelente para realizar diferentes actividades motoras, lúdicas, sensoriales y fisioterapéuticas, que sumadas, mejoran las capacidades de nuestros alumnos y usuarios.

Todos sabemos que la piel no sólo es el órgano sensorial del tacto, sino que, en general, es el más importante nexo de unión entre nuestro organismo y el exterior. La piel permite la percepción de muy finas e innumerables sensaciones, entre ellas las de contacto, presión, temperatura y dolor. Estas sensaciones son producidas por estímulos que llegan a nuestra piel a través de sus células receptoras. Cabe señalar que cada centímetro cuadrado de superficie cutánea contiene unos 500 receptores sensoriales, y que distintos receptores intervienen para las sensaciones táctiles, térmicas o de dolor, de presión etc. La magia ha llegado y hemos encontrado esos dos elementos: por un lado el agua, elemento, que en grandes cantidades inunda todo nuestro cuerpo y la piel, que es el órgano sensorial más grande que tenemos y el que acumula más terminaciones nerviosas. Es por estas razones que tenemos la fórmula perfecta y la explicación al éxito de las terapias en el agua.

Ayúdanos y comparte esta página